Toggle menu

LA CIDH NO PUEDE DEPENDER DE APORTACIONES VOLUNTARIAS PARA REALIZAR SU TRABAJO

  • En un Punto de Acuerdo se propone aumentar los recursos que destina la OEA a la CIDH.
  • México y Colombia fueron las naciones que generaron más solicitudes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2015.

La Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas Barron, presentó un Punto de Acuerdo para que se exhorte a la Secretaría de Relaciones Exteriores, para que a través del Representante Permanente de México ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), proponga a sus homólogos un plan de rescate financiero de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el objetivo de aumentar el porcentaje que la OEA destina a la Comisión y de esta forma, no tenga que depender de las aportaciones adicionales y voluntarias que hacen otros actores internacionales y los mismos países miembros.

 

De esta forma, explicó la senadora, se evitarían crisis financieras en el organismo, tal como ocurrió el pasado 23 de mayo cuando la CIDH hizo pública la situación por la que atravesaba y que puso en riesgo sus funciones y obligaciones.

 

En la propuesta ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, se incluye la solicitud para que en el próximo Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se considere una partida específica y suficiente para cubrir la cuota que México aporta a la Organización de los Estados Americanos y de esta manera ayudar a su fortalecimiento económico.

 

En las consideraciones del Punto de Acuerdo, la senadora Cuevas Barron establece que la CIDH recibe el 6% del total del presupuesto de la OEA, porcentaje que representó en 2016, 3 millones de dólares, lo que “sigue orillando a la CIDH a depender de las aportaciones voluntarias, por lo cual, una de las causas de su actual crisis, es la disminución de las aportaciones de Europa, obteniendo tan solo $2,554.5 millones de dólares en donaciones, y 3 millones de dólares del fondo regular de la OEA para operar durante el 2016”.

 

En este sentido, la legisladora destacó que “el financiamiento al Sistema Interamericano de Derechos Humanos es una responsabilidad mancomunada de los Estados parte de la OEA. Por ello, y ante los avances que el Estado mexicano ha tenido en materia de derechos humanos, gracias a las aportaciones que ha hecho la CIDH, es que debemos apoyarla a salir de esta grave crisis financiera”.

 

Cuevas Barron recordó que durante el año 2015, México y Colombia fueron las naciones que generaron más solicitudes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al recibir 849 y 419, respectivamente. “A pesar, de concederles más dinero a sus sistemas de protección de derechos humanos internos, los habitantes de cada uno de estos países siguen recurriendo a la CIDH. Esto puede deberse a la falta de confianza en las autoridades nacionales, como es el caso de los padres del caso Ayotzinapa, Guerrero, para el cual se creó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, emanado de la CIDH”.

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos, cuyo mandato surge de la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Su mandato es promover la observancia de los derechos humanos en la región y actuar como órgano consultivo de la OEA en la materia. Se integra por siete miembros independientes, elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal y no como representantes de sus países de origen o residencia.

 

http://www.pan.senado.gob.mx/2016/08/la-cidh-no-puede-depender-de-aportaciones-voluntarias-para-realizar-su-trabajo/

Etiquetas: CIDH OEA presupuesto