Toggle menu

EL ESTADO MEXICANO NO DEBE HACER NEGOCIOS CON EMPRESAS QUE COADYUVEN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL MURO FRONTERIZO

  • La inversión de 6 mil millones de dólares para el muro fronterizo será en detrimento de la relación bilateral.
  • El muro no facilitará el intercambio comercial de más de un millón de dólares que cada minuto se realiza en la zona fronteriza.
  • Solicitamos a las compañías privilegiar el interés nacional sobre el de índole económica.

Después de que empresas mexicanas mencionaran su interés en participar en la licitación lanzada por el gobierno de Donald Trump, para la construcción de un muro a lo largo de la frontera que comparten México y Estados Unidos por 3 mil 200 kilómetros, la Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República, Gabriela Cuevas Barron, presentó un Punto de Acuerdo por el cual “la Cámara Alta exhorta a los Poderes de la Unión y a los tres niveles de gobierno para que se abstengan de contratar o adjudicar bienes o servicios con las personas físicas o morales nacionales o internacionales que participen de manera directa o indirecta en la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos de América”.

 

Actualmente entre México y Estados Unidos existen 1,046 km con diversas cercas, vallas y muros que le han costado al Gobierno de aquella nación aproximadamente 7 mil millones de dólares.

 

Para el actual proyecto, se pretenden invertir 6 mil millones de dólares, según el Departamento de Seguridad Nacional, lo cual no agilizará de ninguna manera el comercio de más de un millón de dólares que cada minuto se realiza en la zona fronteriza, ni beneficiará a los 30 estados de la Unión Americana que tienen a México como su primer, segundo o tercer socio comercial, señaló la legisladora.

 

Adicionalmente, de acuerdo con un sondeo realizado recientemente por la Universidad de Quinnipiac, 59 por ciento de los estadounidenses se oponen a la construcción de un muro en la frontera con México.

 

En este contexto, Cuevas Barron destacó que “aquellas personas, físicas o morales que busquen o pretendan obtener algún tipo de beneficio derivado de alguna acción que se oponga al interés nacional, y más aún ponga en riesgo la seguridad de nuestro país, como es la construcción del muro en la frontera sur de los Estados Unidos de América, deberán ser tratadas con reciprocidad en función de la falta de solidaridad que muestren hacia nuestro país… Por lo que el Estado mexicano, a través de los Poderes de la Unión y en sus tres niveles de gobierno, debe abstenerse de llevar a cabo contrataciones o adjudicaciones públicas de bienes o servicios a favor de dichos sujetos”.

 

La Senadora Cuevas señaló que más allá de las implicaciones en materia comercial y ambiental que traerá consigo la construcción de un muro fronterizo, expertos coinciden en que la edificación de dicha infraestructura tendrá un impacto directo en la vida de los migrantes que cruzan a través de nuestro territorio con la finalidad de llegar a Estados Unidos.

 

De acuerdo con el experto en materia de seguridad, Alejandro Hope “[…] mientras más dura sea la frontera y más difícil cruzarla, más valiosa se vuelven las rutas y modalidades de tráfico ilícito […]”. Dicha situación, precisa, pudiera además derivar en enfrentamientos entre redes criminales por el control de las nuevas rutas de tráfico de migrantes y el mayor valor de éstas.

 

Aunado a ello, debe recordarse que en 1970 se estableció un Acuerdo de fronteras, el cual se encarga de las construcciones entre los ríos Colorado y Bravo, y se estipula la prohibición para construir cualquier estructura que pueda causar desviación u obstrucción de la corriente normal de dichos ríos.

 

Al 13 de marzo, de acuerdo con reportes periodísticos, el número de empresas con intenciones de participar en la construcción sumaba más de 600, de las cuales una de cada diez, pertenecería a hispanohablantes.

 

Oficina de prensa de la Senadora Gabriela Cuevas Barron

_______________________________________________

 

http://www.pan.senado.gob.mx/2017/03/el-estado-mexicano-no-debe-hacer-negocios-con-empresas-que-coadyuven-en-la-construccion-del-muro-fronterizo/